Inicio
Nuestra Empresa
Productos
Servicios
La Revista DSA
Registrese
Contáctenos
AÑO 3 - 2006
AÑO 2 - 2002
AÑO 1 - 2001
AÑO 0 - 2000

Distribuidora Santa Ana lo atiende de Lunes a Sabados de 7:30 a 19:30, donde podrá realizar sus pedidos y consultas tanto vía Telefono como vía Internet.

Unauthorized Internet License. Module: Epiway Web Styles. Category: Basic. Version: 2.0.0. Error Code: 500. To get an authorized License contact us at www.epiway.com

Unauthorized Internet License. Module: Epiway eShowroom. Category: Basic. Version: 2.0.0. Error Code: 500. To get an authorized License contact us at www.epiway.com
EL RECURSO HUMANO, FACTOR DIFERENCIAL EN NUESTRA EMPRESA

 

Todo el tiempo escuchamos hablar de los cambios que permanetenemnte se estàn produciendo en el mundo, cada vez màs y con mayor velcidad, pues bien, frente a esa realidad que más nos importa saber què estamos haciendo en nuestras empresas para adaptarnos a estas transformaciones.

CONOCERNOS

En cada organización es de vital impotancia concer cuales son las transformacies que ya se han operado y cuales las que necesariamente se tendr`´anm que realizar para sobrevivir y adaptarse a estos nuevos tiempso, en síntesis tener un diagnóstico y a partir de éste una estrategia para alcanzar las metas.

No tengamos miedo de seguir caminando en este sentido.

Nuestra mayor ventaja competitiva es nuestra capacidad de respuesta frente a los cambios que son parte de esta nueva realidad.

Para poder tener esta ventaja tendremos que conocer muy bien nuestra organización, deberemos conocer a nuestra competencia y también a nuestros socios más importantes que son, nuestros clientes externos y nuestros clientes internos.

Los externos son nada menos que la razón de ser de nuestro negocio. Los internos son nada menos que las personas que dan vida a la empresa, los que producen los resultados.
Apostar al cambio en la cultura de la empresa.
No se trata de tomar el cambio solamente como un instrumento.

Se trata de comprender que las verdaderas transformaciones pasan por los cambios en la cultura de las empresas, por el cambio de creencias y valores, y o necesariamente por la simple incorporación de tecnología, métodos, ideas, etc.

Racionalizar los procesos en nuestras empresas no es tranformarlas.

Examinar la cultura de las empreseas implica también, analizar como hacen su trabajo, como funciona su comunicación de que manera se contrata, entrena, motiva y organiza el personal, como se maneja con relación a la cadena de valor, proveedores y clientes.

Pues bien, estos cambios culturales solo son posibles de realizar con la gente que forma las organizaciones, sin la gente no hay cambio posible.

Los cambios los hacen las personas
Los cambios los hacen las personas porque ellas son las que forman las empresas, y aunque parezca reiterativo, creemos que es una idea de tal importancia que debemos siempre tenerla presenta a la hora de la toma de decisiones.

Los cambios en una organización son un largo proceso que implican un cambio de actitud en la gente, una toma de conciencia de la realidad que supone dejar de lado los conceptos que nos han paralizado en el pasado, para comenzar a crear una nueva cultura en la empresa.
Este proceso no significa adoptar todo lo que viene de afuera sin mas, significa buscar el propio camino entendiendo las nuevas reglas y pautas existentes en el mercado.
Pera que podamos transitar por el camino elegido conociendo claramente cuales son nuestras fortalezas y nuestras debilidades es vital delinear la misión de la empresa, definir las metas y planificar, comunicando adecuadamente e involucrando a todas las personas.

Ya no se trata de administrar personas se trata de administrar con las personas.

LA GENTE. NUESTRA GENTE. LA VERDADERA DIFERENCIA

Lograremos una organización inteligente cuando utilicemos la mayor parte de los cerebros de que disponemos así los recursos humanos de nuestra empresa óptimamente utilizados serán el FACTOR DIFERENCIAL que nos permitirá servir mejor a nuestros clientes y destacarnos positivamente de nuestra competencia.

Con una buena inversión de capital todas las empresas pueden acceder al mismo nivel de equipamiento y tecnología.
Pero, a la hora de medir la productividad, es decir relacionar lo que producimos con lo que necesitamos para producir, a la hora de obtener mayor productividad produciendo mas con menos, la diferencia la marcara la gente con la que contamos, que es en definitiva la gente que hace la empresa.

Para esto no es necesario eliminar empleados de la empresa.
Es necesario si, evaluar para que cada persona ocupe el lugar en que mejor pueda desarrollar su potencial, es necesario capacitar para los nuevos tiempos, es necesario fomentar el trabajo de equipo, es necesario que todos se sientan involucrados y motivados en ese gran proyecto que es siempre una empresa, no importa el tamaño que sea.

Para tener personas motivadas y creativas prioritario definir, si aun no lo hicimos, las políticas que con relación a nuestros recursos humanos queremos aplicar. El proceso de involucrar a la gente y motivarla tiene estrecha relación con el respeto y la consideración que se le tenga.
Las personas que forman parte de una empresa deben sentir que los proyectos de esta, son también los suyos; en la medida en que si la empresa crece también ellas podrán hacerlo.

Como dijimos antes, no basta con racionalizar los procesos, habrá que lograr una profunda transformación y esto implica crear una nueva identidad que sea percibida positivamente por todos.
Sin duda, el éxito de las empresas en este milenio estará basado en la capacidad de organización, en el cambio cultural alcanzado y en el capital intelectual acumulado; y para lograr todo esto, la clave es la gente.


Inicio
Nuestra Empresa
Productos
Servicios
La Revista DSA
Registrese
Contáctenos

:: Distribuidora Santa Ana S.A- Isabela 3290 - Montevideo Uruguay - 216-11-55* / FAX: 216-11-46 ::